sábado, 7 de agosto de 2010

POESÍA

Foto: Irene Redondo Vielva

Navega mi poema entre tus labios
o en mansas torrenteras por tus senos;
los versos no son nada sin la boca
que los declame -voz- o los silencie.

Siente mis letras, ven, prende este espacio,
envuelve de mis versos tu mador,
escúchate por dentro y di poesía.

Y al cabo de leer sabrás bien alto
si desde el verso a ti median dos mares.

Cuando me digas voy, te iré en silencio.

Del poemario "Natuleza viva".

12 comentarios:

Bletisa dijo...

Los declamo Santiago y suenan muy bien, espero que a la destinataria ficticia o real, le ocurra lo mismo.
Los versos no son nada sin la boca, tienes razón.

MiLaGroS dijo...

Me encanrta elúltimo versosobre todo. Felicidades poeta.

Isabel dijo...

Entonces siéntete afortunado, pues tus versos como ya han dicho son declamados,leídos y sentidos.


cuando me digas voy, te iré en silenco, ahh cómo me ha gustado el cierre, todo el poema es un hermoso reclamo.

Un abrazo

María dijo...

Versos que navegan y hacen sentir desde el silencio y desde tus palabras, me encantó descubrir tu blog, gracias al blog de Isabel.

Volveré.

Un saludo.

Santiago Redondo Vega dijo...

Gracias Bleti, siempre, por tus extraordinarias y sentidas declamaciones; agrandan cualquier poema por pequeño que sea. El sentimiento agregado al poema le embellece y le carga de sentido.

Un abrazo.

Santiago Redondo Vega dijo...

Como la propia vida hacia el amor, Milagros, los poemas acostumbran a girar siempre en torno a una idea inicial o un verso como eje, lo demás es un arroparles de palabras, o de horas, como el día a día cotidiano.

Un abrazo y encantado por tu visita.

Santiago Redondo Vega dijo...

Gracias Isabel por tu paso por este lugar de sensaciones. Interpretar los sentimientos, reales o ficticios, son capacidad de quien se detiene a leer por un momento y reflexiona o interioriza lugares y vivencias. Experiencia de matices y poesía van de la mano en este ámbito de la expresión lírica, por eso cada uno ve lo que su lugar de recuerdos le desgrana.

Abrazo.

Un abrazo

Santiago Redondo Vega dijo...

Agradecido por tu paso María, y al blog de Isabel por el enlace que te brindó. Ya sabes que un clavo saca a otro clavo, y clavo a clavo nos vamos conociendo quienes nos servimos de la poesía para sentirnos quizá un poco más felices haciendo lo que realmente nos gusta.

Un saludo de bienvenida.

María dijo...

Dice que a veces sobran las palabras...sin embargo, quien no se emociona con las tuyas?
Precioso!!!

Santiago Redondo Vega dijo...

Gracias María por tu presencia aquí. Me alegro de tu emoción y ya de regreso de tu estío por esas playas de Dios; que se te sea leve la vacación ahora de lo cotidiano. A fin de cuentas todo nos forma parte de la vida, hasta la propia vida.

Un abrazo.

Chus dijo...

Hermosas palabras que me han emocionado al leerlas, un saludo

Santiago Redondo Vega dijo...

Gracias Chus por tu paso por este recoveco de pretentida lírica.

Si te emocionó o te mantuvo siquiera despierta esta lectura ya me llena y me cumple.

Un saludo a tu foto encadenada.