domingo, 6 de marzo de 2016

OTROS VIENTOS


Paisaje: Anxo Gutiérrez

De los días la noche
es el espacio agreste y más preciado
donde se obstina en ser magia el silencio.

La memoria se encumbra perspicaz
y el recuerdo se aviva y pasa lista
a cada metro de mundo transcurrido.

La realidad desnuda la ficción
y en su deriva
desteje las palabras
donde se escudan la inquietud y el miedo
que provoca la vida a cada paso.                                                     

Es entonces la hora de mirarse
los días hacia adentro
e indagar en la luz con que interroga
-sin trampa ni cartón-
la cruda realidad que es noche abierta:
¿Para qué, por qué, de qué, con qué, con quién…,
con quién la soledad sino contigo?

Y tiembla la conciencia y su trasfondo
convirtiendo la brisa en vendaval
que hace noche en la mente,
hasta asirse a ese cabo de cordura
donde auparse y soñar
-tú sabes cómo-
con la brisa apacible de otros vientos.

miércoles, 27 de enero de 2016

DE PRINCESAS Y MITOS

Fotografía:Lazaroffotografia © Copyright.
Modelo:Laura Pineño Arrieta, Poeta.
No hace falta intuir que estás ahí
respirando palabras,
destilando la vida en las arterias
de un vetusto y maldito bar de copas
donde el tiempo atiborra y ennegrece
las venas de la tarde
con cerveza y adverbios.

No hace falta intuir que estás ahí
absorta en el nirvana
de un abismo perverso de poetas
que mienten por mentir,
acostumbrados
a convocar trasmundos
de princesas y mitos.

No hace falta intuir que está ahí,
ni desvelar siquiera
el secreto improbable de tu mente,                                                                                   
si basta con mirarte
las lunas que hacen noche en tus pupilas
y desnudan tu alma,
tu boca y tus cabellos.

O quizá sea mentira la distancia
de la foto a la piel,
porque emerja del verso un vendaval
que le levanta las faldas a la vida.

domingo, 7 de junio de 2015

OLAS BIT



El tiempo
se disimula urbano en las aceras
endeudadas de prisa, de tedio y de granito. La calle
es un reloj de sol con manecillas
de luz intermitente. Su pálpito
se erige en dictadura de colores
que mata y muere a un tiempo.

Y el rastro
de todas esas huellas
que desandan la vida a trompicones
se espesa en la quietud de un ente ambiguo
que habla idiomas, chatea en su WhatsApp,
viaja en Ave, disculpa la no piel de su portátil
y se inventa una nueva identidad
tecleando sus sueños –como nido de cuco-
en el perfil humano de otra carne.

Mecánica de luz, o de tinieblas,
la de este humano oscuro, ingeniero de lunas,
solitario, virtual, convaleciente
de técnica y olvido,
que hace frente a sus hégiras de diario
navegando en la Red,
pleamar de olas bit y soledades.

sábado, 1 de noviembre de 2014

EL PASO DE LOS DÍAS



Foto: Santiago Redondo Vega

El paso de los días
se alimenta del ser de quien los vive,
o los repta, o los vuela, o los sumerge
en el tic-tac infame
de su reloj de arena.

De nada vale relegarlos al hueco atemporal
que dormita en las sombras,
o a la intemperie y solos, dejarlos macerar 
por si algún día el rastro
que abastece las hambres de su ego
los perdiese la pista.

Porque el paso del tiempo es aire equívoco,
sabe ser ruin, hiriente, sibilino,
y hace muescas de lluvia en los espejos
donde la piel escampa.

Y aun el olvido es fuego en sus arterias
que nos malea el cuerpo y la inocencia,
y hasta el alma es peaje
por el dolor gozoso de estar vivos.

La conclusión es siempre un mal augurio
por evidente y súbita.
Lo importante es vivir, y en todo caso,
esperar a que sean los poetas
quienes le pongan nombre al plebiscito.

domingo, 15 de diciembre de 2013

DIARIO DE UN POETA NOCTÁMBULO ( y VII)


DOMINGO, 7

No me exilio en la excusa que hace nido en la noche
de un domingo cualquiera. Quizá
mi abstracción solo indague
del sueño la medida y sus horarios,
de la piedra el hastío, del reloj la impaciencia,
de tu piel…
de tu piel cada instante.

Mi identidad por hombre se alimenta
-Ícaro intruso-
de mi libérrima obsesión de pájaro,
y vuelo de cigüeña, de azor o de vencejo
por los cielos virtuales de la tinta.

Porque no he de negar nunca estas alas
ni el alma que las nutre
me poso cada noche en la utopía
de las convictas ramas de los versos.

(Botijo de Plata Justas Poéticas de Dueñas (Palencia) 2013)

sábado, 7 de diciembre de 2013

DIARIO DE UN POETA NOCTÁMBULO (VI)


Foto: Santiago Redondo Vega

SÁBADO, 6

Huyo
de los mares plagados de artificios, de la arena implicada,
de la espuma sin sal y sin cordura, de las islas
de atrezo, de los hombres-patera
que se escoran al fondo de los sábados.

La luz, la tierra, el agua, el miedo, el hambre, el grito
de unas manos sedientas de otras manos.

La alcoba, el gato, la abuela en el fogón,
la bicicleta, el pozo, la herrumbre de aquel pino milenario
y ese patio hecho herencia de sombra y de recuerdos.

Todas esas vertientes son el alma
secreta y visceral con que hoy navegan
-mil mares de inquietud-
mi palabra y tu boca en astrolabio.

(Botijo de Plata Justas Poéticas de Dueñas (Palencia) 2013)