domingo, 27 de octubre de 2013

DIARIO DE UN POETA NOCTÁMBULO (III)


MIÉRCOLES, 3

Los miércoles transcriben el diario
que la rutina va dictando  en braille.

La vida nos embauca
con todas esas cosas que nos pasan de largo cada día
por la memoria incierta de los ojos
sin empaparnos casi.

La tez de un despertar, el beso
del sol en las pupilas, la lengua
de acero al afeitarte, el pulso del café,
la tos del autobús, la calle tan repleta y tan vacía, el ritmo
odiado y pertinente del trabajo.

Y en la verdad más cruenta, donde el cénit
del mundo es un ciprés que se desangra,
un viejo se refugia en las palmas callosas de sus manos,
ajeno y mineral, como tu torso.

(Botijo de Plata Justas Poéticas de Dueñas (Palencia) 2013)

4 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Hermoso poemario, éste del Botijo, donde la voz contenida se abre paso en imágenes poderosas.
Abrazos, siempre

Santiago Redondo Vega dijo...

Gracias Amando, por tu paso y tu sorbo. Tu también sabes de botijos y poemas, incluso mejores que éstos.

Un abrazo.

Margarita Alvarez Medina dijo...

Siempre tu poesía limpia y tan real. Tus poemas hacen que mi piel y mi alma estremecida salten ante la belleza de lo común y cotidiano.

Margarita Alvarez Medina dijo...

Siempre tu poesía limpia y tan real. Tus poemas hacen que mi piel y mi alma estremecida salten ante la belleza de lo común y cotidiano.